Allposters

Lo primero que debe tenerse en cuenta al enmarcar una imagen es la imagen en sí. Asegúrese de que el paspartú y el marco se complementan bien con la obra de arte y no con la habitación.
  A. Los paspartús
El paspartú es un elemento de diseño que puede utilizarse para realzar un color, dirigir la atención al cuadro o aumentar el tamaño de la obra enmarcada.
 
  1. Un único paspartú o paspartú superior
Por lo general, es mejor seleccionar un color pálido y neutro en armonía con el color de fondo predominante de la imagen. De esta forma, se elimina la sensación de "encierro" de la imagen.
  2. Paspartú inferior
El paspartú inferior, si selecciona alguno, se puede utilizar para resaltar colores de la imagen además de para personalizar el cuadro.
  B. El marco
El marco proporciona soporte estructural y decorativo a la imagen. Debe complementarse con ésta y no restarle protagonismo.
 
  1. Color
Por lo general, un marco en armonía con el color de fondo predominante resulta la combinación más agradable. Si los colores de fondo son muy intensos, una versión pastel del color predominante quedará bien en el marco.
  2. Tamaño
La anchura del marco debe adecuarse al tamaño de la imagen. Si ésta es grande, el marco deberá ser ancho y grueso. Si, por el contrario, la imagen es pequeña, resultará más atractiva con un marco estrecho.
  3. Detalle
Siempre que sea posible, seleccione un marco cuya forma y superficie sean similares a los de la imagen. Una imagen con curvas y bordes redondeados se complementará bien con un marco redondeado. La composición de la imagen quedará realzada si el marco incluye detalles similares.

No hay una manera más correcta que otra de colocar las obras de arte, pero las directrices siguientes le servirán como punto de partida. Recuerde que la disposición más agradable puede ser la que menos se espera que lo sea.
 
  A. Creación de combinaciones de cuadros
 
 
1. Por lo general, el centro del cuadro, o del conjunto de cuadros, debe quedar a la altura de los ojos, a aproximadamente 60 pulgadas del suelo.
 
  2. Para paredes vacías y amplias, una agrupación de varios cuadros puede resultar mucho más interesante que un solo cuadro grande.

Agrupar diferentes cuadros funciona mejor cuando existe algún tipo de relación entre ellos. Esta relación puede ser el estilo del marco, el mismo color de paspartú o de las imágenes, o un estilo o temática similares.
 
 
A. Un número impar de piezas crea un conjunto visualmente más equilibrado.
 
 
b. Los cuadros agrupados en números pares producen un buen efecto y crean una disposición bien integrada.
 
 
c. Los cuadros grandes verticales o cuadros más pequeños colocados en sentido vertical son idóneos para paredes estrechas.
 
 
d. Los cuadros grandes o agrupamientos horizontales resultan perfectos para paredes grandes y amplias.
 
  3. Los cuadros se pueden colocar de forma simétrica o asimétrica en la pared.
 
 
A. En las combinaciones simétricas, cada lado de la combinación "refleja" el otro lado, lo que crea un bonito efecto de equilibrio.
 
 
b. Al disponer los cuadros de forma asimétrica, se pueden combinar obras de tamaños y orientación diferentes para producir una presentación más ecléctica. La clave está en asegurarse de que la disposición sea visualmente equilibrada.
 
  4. Un grupo de cuadros debe considerarse una sola unidad. Resulta práctico colocar las obras de arte sobre un papel grande en el suelo e intentar formar una disposición agradable teniendo en cuenta el tamaño, formato, color y la propia imagen. Si calca el contorno de las imágenes, obtendrá una plantilla que podrá pegar en la pared para tener una idea exacta de cómo quedará cada cuadro al colocarlo.

 
  B. Combinación de cuadros y mobiliario
 
 
1. Cuando cuelgue una obra de arte sobre un mueble, no coloque el cuadro
demasiado alto o dará la impresión de que no
está del todo apoyado en la pared. El espacio entre el cuadro y el mueble debe ser de entre 4 y 6 pulgadas aproximadamente.

 Incorrecto:
 Correcto:
 
 
2. Colgar la obra de arte a unas 60 pulgadas, es decir por debajo del punto medio para que quede a la altura de los ojos cuando esté sentado, es apropiado para las cocinas, oficinas o para cualquier lugar en el que desee crear un ambiente más íntimo y acogedor.
 
 
3. Tenga en cuenta el tamaño de los muebles al elegir la obra de arte y procure que el cuadro o agrupación de cuadros no sobrepase en más del 75% la anchura de los muebles
 
 
 
A Mida la distancia entre el suelo y la altura de los ojos (60 pulgadas).
B Mida la altura del marco y divídala entre dos.
C Mida la distancia desde la parte más elevada del alambre (tensado por completo) hasta la parte superior del cuadro.
D Reste C de B.
E Sume el resultado de D a A. Ésta es la altura a la que debe colocarse la escarpia en la pared.